Conoce nuestra empresa y un poco de su historia

Nuestra Misión
Ser la organización destacada por su desarrollo, producción y mercadeo de derivados de lácteos, postres, tortas y dulces típicos del Valle, para satisfacer los gustos y necesidades de los consumidores, a través de acciones de calidad, servicio, innovación, eficiencia, rentabilidad y con responsabilidad frente a los colaboradores, el medio ambiente y la sociedad.

Nuestra Visión
Ser una empresa reconocida por su competitividad e innovación, cuyos productos y servicios son la opción de los consumidores, por contar con la mejor calidad y presentación, a los precios mas favorables.

El sueño de

Julio Cesar Campuzano
y Luz Elena Herrera

Todo empezó en el año 1971 en el municipio de Sevilla Valle, zona cafetera muy reconocida en el país, con el procesamiento de la miel. Para esto inventó una máquina que realizara dicha tarea. Esta máquina fue la centrífuga, aparato que saca la miel con la mejor calidad superando la costumbre de hacerlo al “baño maría”, o sea dentro de agua caliente como solía hacerse en ese tiempo. Pero luego para resolver el problema de la cristalización de la miel, fabricó la pasteurizadora, con la que se lograba que la miel dejara de cristalizarse y durara mas tiempo. Luego de tener el producto se creyó muy importante, encontrar un envase llamativo, al gusto del cliente. La idea fue exitosa, se elaboraron cojines de miel en pequeñas cantidades, que se pudieran vender al detal en tiendas, colegios y supermercados. En este momento el Ingeniero Campuzano se unió con Luz Elena Herrera, su esposa quien lo apoya para que sus ideas implementaran en la realidad. Ya obtenido el cojín de miel en buena calidad, se empezó a buscar personas para su distribución en Sevilla.

El comienzo fue muy difícil pues había que enfrentar criticas, sugerencias y competencias establecidas de años atrás. Pero esto no importó, ya que Julio Cesar es una persona muy persistente, siempre le pone empeño a las cosas y mira hacia adelante, y sabe que si se quiere todo es posible. Después de un tiempo de dedicación, la miel llegó a ser reconocida por mucha gente por ser de excelente calidad y bajo precio, pero como el mercado era reducido las ventas no alcanzaban el margen de utilidad por ello se creyó conveniente llevarlo a un mercado más grande como es la ciudad de Cali la cual es apropiada para aumentar canales de distribución y por consiguiente incrementar las utilidades.

(Hacer clic en el titulo de su interés, para ver mas información al respecto)
Otros aspectos importantes a tener en cuenta

Cuando todo marchaba bien y se mantenía el producto bien, se presentó un grave problema, que hubiera podido acabar con los esfuerzos iniciados. Resulta que la miel que se extraía era producida por abejas italianas, especie de abejas mansas, las cuales se podían tener en cualquier sitio sin afectar a nadie, pero en Brasil se había hecho un experimento, con el que enrasaron las abejas Italianas con abejas africanas, las cuales eran muy agresivas y podían atacar fácilmente. Las abejas africanas invadieron nuestro territorio haciéndose muy difícil extraer la miel y peligroso el tenerlas en el lugar en que se encontraban. Dicho problema, trajo una mejor idea: la de diversificar el producto aplicándose así la expresión de que los problemas se convierten en oportunidades.

Estudio de Mercado

La producción de miel no era suficiente para cubrir las necesidades del mercado por ello se realizo un estudio en cuanto a gustos, tecnología y competencia, para saber que producto complementario necesitaba el cliente, y así poder ampliar el portafolio, pero teniendo en cuenta que se debían utilizar los recursos que estuviesen a la mano; los cambios debían ser rápidos pues no era conveniente esperar mucho tiempo pues se frenaría el proceso hasta ahora cumplido.

Innovaciones

Se quería hacer un producto original, esta innovación implicaba riesgos, problemas, algunas perdidas, pero “si se quiere crecer, hay que arriesgar”. Después de varias investigaciones acerca de que producto sería bueno para sacar al mercado, se llego a la conclusión de utilizar la leche de las vacas que ya se tenían en el predio; con estas se podía empezar a fabricar el manjar blanco, pero no como se encontraba en el mercado, en mates de manjar o en cajas, sino que se iba a hacer en cojines como los de la miel. Sé tenia la esperanza de que el manjar blanco seria otra fuente de ingresos, por lo tanto había que pensar en elaborar un producto de muy buena calidad; fue necesario estudiar mas a fondo acerca de la leche, sus derivados, sus procesos y su tecnología. Durante un año se hicieron toda clase de ensayos, con diferentes químicos, sustancias y temperaturas, para lograr llegar al manjar blanco perfecto, con buen sabor, contextura, color. En el transcurso de experimentación, también se fue vendiendo y conociendo por todos sectores del mercado, pues lo que interesaba era que toda clase de gente pudiera consumir el producto, siendo de buena calidad y a bajo precio. El manjar blanco sufrió problemas de hongo, cristalización, oxidación, textura, consistencia, color, aunque poco a poco se fueron corrigiendo estos defectos, hasta que finalmente se llego a tener un excelente manjar blanco.

Otros productos

El manjar blanco logro abrir las puertas para crear otros productos derivados de este, dichos productos fueron: la miel en todas sus presentaciones (aplicador, botella de 1000 gr, caneca de 500 gr, frasco de 325 gr y 125 grs. , bolsa de 50 cojines grandes y pequeños, bolsa por 12 cojines e individual), igualmente ocurrió con el manjar que se empacó en mate (totumas), caja y cojín. Así mismo se fabricaron las brevas con manjar, panelitas de sabores (Maní, coco, piña, breva, naranja), naranja rellena con manjar. Lógicamente se tuvo que invertir en maquinaria, tecnología de punta, personal, materia prima retribuyéndose con un aumento de utilidad por haber bajado costos y aumento el volumen de producción (mejora en oferta y demanda).

Comercialización en

Supermercados


Por varios años Productos Jardín se ha caracterizado por su excelente calidad pudiendo así penetrar con facilidad a nuevas plazas de mercado, como: La 14, El Ley, Próximo, Olímpica, algunas tiendas y colegios. Había que pensar que el consumidor siempre prefiere los productos fáciles de encontrar a buenos precios y buena calidad. Pero ya teniendo un buen inicio y resultado, era importante cada vez ir mejorando y ampliando la infraestructura, la ventaja es que Julio Cesar era él mismo Ingeniero Mecánico y no tenia que pagar a otra gente por ese trabajo, ahorrando así mano de obra.

Tecnología Propia

Uno de las ventajas de la empresa era la forma en que se trataba de economizar, Muchas empresas al tener que invertir en maquinaria necesaria para la elaboración de sus productos ponen en peligro su liquidez para el capital del trabajo. Por falta de capacitación implantan mal los sistemas y el equipamiento, por lo tanto quiebran. En la empresa toda la tecnología es diseñada por Julio Cesar, desde la más incipiente, hasta la mas avanzada. Cada vez la empresa fue creciendo y nuevos productos fueron saliendo: el desamargado, brevas en almíbar, brevas y naranjas confitadas, combinado con manjar, miel en aplicador, el polen, el quemado, cocadas, bolas de maní, liberales, jalea de guayaba, leche condensada, glucosa, glicerina.

(Hacer clic en el titulo de su interés, para ver mas información al respecto)
Vinculación con el almacén Éxito

El Éxito hizo una elección de dulcerías para estudiar en ellas los productos de cada una en cuanto a calidad, precios, presentación, y estabilidad. Escogieron la que llenara los requisitos y optaron por “Productos Jardín”, que ahora se encuentra ubicado en tan importante Almacén de Cadena. Fue un gran avance y un gran reto que obligo al mayor desarrollo de la empresa, teniendo que introducir nuevos productos: los postres (Tiramisú, durazno, fresa, maracuya, piña, guanábana, limón, mexicano, carlotas, cortado, arroz con leche, cheescake, flan, fresas con crema, arequipe, chocolate, gelatina, breva), las tortas (cuajada, negra, chocolate, mantecada, banano, coco y zanahoria), refrescos (kumis, avena, salpicón, champús), quesillos y alfajores, todos estos son productos exclusivos para el Éxito que se fueron creando con gran dedicación y persistencia hasta alcanzar la mejor de las calidades a los más bajos precios. Estos se podían mantener gracias a la organización y a la autonomía que la empresa había logrado. Una característica clave del Éxito son sus promociones para cada temporada, pues hacen posible que la gente conozca los productos y haya un aumento de ventas. Para las promociones es importante ser creativo y dar un buen incentivo al personal por la atención al cliente, ya que este es principal para una buena venta, y es por lo que “Productos Jardín” se ha caracterizado en el buen servicio al cliente.

Valor agregado (Diversas alternativas para la energía)

Cuando se empezó con la miel, siempre se trabajaba con energía eléctrica, todas las maquinas eran trifásicas. Pero cuando se comenzó a procesar la leche para el manjar blanco, se creyó que era mejor cocinar con leña la cual se conseguía en los cafetales que eran talados. Luego llegaron unos alemanes, especializados en biodigestores, quienes empezaron a hablar con Julio Cesar y a explicarle el buen uso que tendría el biodigestor con el estiércol del ganado u otros animales; con el estiércol del ganado podía sacarse el gas y utilizarse en los hornos para cocinar los productos. Además salía bioabono, rico en fósforo, y otros elementos buenisimos para regar el pasto, alimento de las vacas. Se prevenía la contaminación y se eliminaban los malos olores y las moscas. Ellos lo convencieron de que seria una de las mejores inversiones y así dicho equipo fue construido. Tuvo excelentes resultados, se ahorró mucha más energía, pero de todas maneras el gas que producía el biodigestor no era suficiente para la producción, por lo tanto luego se utilizó el ACPM en hornos, similares al trapiche con madera. El manjar blanco y los demás productos se hacían en pailas de cobre y de acero inoxidable; durante quince años se utilizaron estos hornos, pero el procesamiento duraba cuatro horas, era un trabajo muy pesado y con el riesgo de que la producción saliera ahumada. Debido a estos, Julio Cesar se propuso cambiar de nuevo la maquinaria. Este objetivo le tarda un año de ensayos, experimentos, investigaciones, lo que le hizo posible reemplazar el proceso de hornos de trapiche y hornos de energía y de gas por un tacho al vacío de acero inoxidable (recipiente cilíndrico de un diámetro de 90 cm. Y altura de 2 m. Totalmente hermético) y una caldera que generara calor con el cisco del café. El tacho agiliza el tiempo de cocción a media hora, mejorando la calidad y presentándose menos accidentes de quemaduras, ya no era necesario batir el producto, rebajando así el consumo de combustible, y mientras que antes se lograban hacer dos cochadas de manjar blanco, ahora era posible hacer cuatro o cinco, las que fuesen necesarias. Gracias a la nueva maquinaria, sé amplió la empresa, lo que hizo que se organizara y tuviera mayor capacidad producción. Al adquirir mas experiencia tanto en producción, como en ventas, a los vendedores les interesaba el producto para comercializarlo en negocios o encargase de distribuirlos por el país. Cada vez mas gente consumía el producto. Se fue conociendo, hasta que llega Almacenes el Éxito a Cali el 18 de febrero de 1997.

Investigación para la producción

La creación de todos los productos fue inesperada, ya que era una gama nueva para la empresa, en donde no teníamos la suficiente experiencia. En la casa había unos libros de recetas de donde se empezó a buscar los más exquisitos y que llamasen la atención. Amigos y gente conocida también ayudo a enseñarnos recetas que fuesen de buen paladar. Unos no gustaban, por lo tanto se iban descartando, pero otros eran apetecidos y se hicieron conocidos rápidamente. Finalmente, al hacer un censo de los postres mas vendidos, se fueron determinando cuales iban a ser los que quedarían fijos. Hay que reconocer que fueron muchas las perdidas, por mala calidad, sabor, y apariencia, hasta que se dio con la mejor calidad que es la que se tiene en este momento, pero sin dejar de innovar o investigar nuevos productos para la satisfacción del cliente.

Participación Familiar

El desarrollo de la empresa ha contado con la participación que en ella tienen los dos hijos a quienes se les ha venido inculcando y entregando responsabilidades y delegando funciones, estimulando así en ellos un sentido de pertenencia, lo cual asegura una continuidad en el manejo de los negocios que se ejecutan dentro de la organización.